domingo, 4 de julio de 2010

La Derrota de Fedor Emelianenko frente Fabricio Werdum

Una pelea que ha dejado sin palabras a muchos. Un final poco esperado. Werdum somte a Fedor en poco más de un minuto del primer round. Algo sin precesentes. Emelianenko derrotado.
No hay mucho que se pueda decir salvo que Emileanenko entró en el juego de Jiu Jitsu d Werdum y quedó atrapado en un triángulo del que no pudo escapar.

Un momento muy oscuro para el luchador más grande las Artes Marciales Mixtas.



Ver Video de la pelea Fedor Emelianenko vs. Fabricio Werdum

Aprciación Personal sobre: La sirenita y el derrame de petróleo en el Golfo de México

Una manera de intervenir en sobre catástrofes como estas (el derrame de petróleo en el golfo de méxico.) no tiene nada que ver con interesarse, conmovers, procupars. La manera de intervenir en estas cuestiones es con una ética coherente y comprometida con los problemas que afectan nuestro entorno inmediato. No tener auto, consumir la energía elétrica necesaria, hacer uso responsable del agua, son contribuciones (marginales) a estas cuestiones. Que nosotros seamos responsables con la extracción, consumo y desehcho de los recursos no renobables del planeta no detendrá ni desaclerá un instante la destrucción que estamos causando a nuestro planeta. Independientemente de estos resultados, esta ética militante del consumo responsable de los recursos es necesaria y anterior a cualquier acción concreta de intervención en cuestiones como el de esta cátastrofe como es el derrame de petróleo en el golfo de méxico.
No tenemos que esperar a que las petroleras y las automotrices -condesendientemente- nos digan cuando vamos a estar preparados para acceder a vehículos propulsados por combustibles eficientes y menos contaminantes como las células d hidrógeno.
Los gobiernos no deberían esperar a las automotrices para revigorizar el transporte público en especial los ferrocarriles eléctricos.
Medidas se deben tomar en distintos niveles. Menos polución en todos los niveles. Mayor compromiso de todos los sectores.


Pero este no son el tipo de cosas que se resuelven por las buenas. Es necesario que la ciudadanía, la multitud, cualquiera, se enfrente a los poderosos. Es necesario disputar ese espacio de poder que detiene el petróleo con otras fuentes energéticas alternativas y renobables.

Ya la guerra no es contra el terror. La guerra es contra el petróleo.

Declaremos la guerra al petróleo.

Lo femenino, la mujer y la familia en la polis en La República de Platón y Política de Aristóteles

Un comentario crítico -de Tito Ortiz- sobre este texto es reconocer su valor como trabajo de campo (textual) que se ocupa de rastrear el lugar de la mujer en los discursos de Aristóteles y Platón sobre la política. Una pregunta que surge como "norte" en este texto es ¿Que lugar ocupa (le corresponde) la mujer en la polis? En una lectura más contemporánea -que es la que el autor propone- ¿que lugar tiene la mujer en la democracia contemporánea? y más allá del lugar que le correspondan a la mujer en el Estado, a partir de la propuesta platónica: La mujer como guardian de la polis. Fuera de toda mitología, la propuesta de las mujres guardianes, las presenta hasta como guerreras. No es que Platón defendiera una igualdad entre hombre y mujer, pero los guardianes debían antender equitativamente las necesidades de la polis. Esto es, un hombre tranquilamente podría cocinar, lavar y cuidar de los niños (los de todos y no los suyos) así como las mujeres podían servir en el frente de batalla.
La brillante propuesta socrática de una mujer guardian, un ser que vela por la seguridad y justicia en la polis, devocionada al servicio del bien común, desprovisto de toda propiedad, bien privado, está dispuesta a entregar todo, incluso su cuerpo, en la preservación de la ciudad.
Esto no se hace manifiesto de primera mano en este extenso y exhaustivo estudio de la temática en las obras de Platón y Sócrates.
El autor del texto lo dedica a Lelia Area.

La Mujer Aristoteles y Platon

Resistencia



Dicen que una imagen puede inspirar al mundo.
Ojala sea verdad.

Ratos de Porão - Problema

Ratos de Porão es una banda de Punk-Hardcore de Brasil que lleva la delantera en originalidad, velocidad y durezaa cualquier otra banda del género.
Más allá de su original estilo esta banda reivindica contenidos sociales realizando una crítica (tan furiosa como su música)al capitalismo.
Una banda que toca fuerte, rápido y furiosa que realiza crítica social y desafía al capitalismo como Ratos de Porão es un estandarte de las luchas políticas a través del arte.

lunes, 28 de junio de 2010

Basura y Género. Mear/Caga Masculino/Femenino

BASURA Y GÉNERO. MEAR/CAGAR. MASCULINO/FEMENINO

Más acá de las fronteras nacionales, miles de fronteras de género, difusas y tentaculares, segmentan cada metro cuadrado del espacio que nos rodea. Allí donde la arquitectura parece simplemente ponerse al servicio de las necesidades naturales más básicas (dormir, comer, cagar, mear..) sus puertas y ventanas,sus muros y aberturas, regulando el acceso y la mirada, operan silenciosamente como la más discreta y efectiva de las "tecnologías de género."(1) Así, por ejemplo, los retretes públicos, instituciones burguesas generalizadas en las ciudades europeas a partir del siglo XIX, pensados primero como espacios de gestión de la basura corporal en los espacios urbanos (2) , van a convertirse progresivamente en cabinas de vigilancia del género. No es casual  1ue la nueva disciplina fecal impuesta por la naciente burguesía a finales del siglo XIX sea contemporánea del establecimiento de nuevos códigos conyugales y domésticos que exigen la redefinición espacial de los géneros y que serán cómplices de la normalización de la heterosexualidad y la patologización de la homosexualidad. En el siglo XX, los retretes se vuelven auténticas células públicas de inspección en las que se evalúa la adecuación de cada cuerpo con los códigos vigentes de la masculinidad y la feminidad. En la puerta de cada retrete, como único signo, una interpelación de género: masculino o femenino, damas o caballeros, sombrero o pamela, bigote o florecilla, como si hubiera que entrar al baño a rehacerse el género más que ha deshacerse de la orina y de la mierda. No se nos pregunta si vamos a cagar o a mear, si tenemos o no diarrea, nadie se interesa ni por el color ni por la talla de la mierda. Lo único que importa es el GÉNERO.
Tomemos, por ejemplo, los baños del aeropuerto George Pompidou de Paris, sumidero de desechos orgánicos internacionales en medio de un circuito de flujos de globalización del capital. Entremos en los baños de señoras. Una ley no  escrita autoriza a las visitantes casuales del retrete a inspeccionar el género de cada nuevo cuerpo que decide cruzar el umbral. Una pequeña multitud de mujeres femeninas, que a menudo comparten uno o varios espejos y lavamanos, actúan como inspectoras anónimas del género femenino controlando el acceso de los nuevos visitantes a varios compartimentos privados en cada uno de los cuales se esconde, entre decoro e inmundicia, un inodoro. Aquí, el control público de la feminidad heterosexual se ejerce primero mediante la mirada, y sólo en caso de duda mediante la palabra. Cualquier ambigüedad de género (pelo excesivamente corto, falta maquillaje, una pelusilla que sombrea en forma de bigote, paso demasiado afirmativo…) exigirá un interrogatorio del usuario potencial que se verá obligado a justificar la coherencia de su elección de retrete: "Eh, usted. Se ha equivocado de baño, los de caballeros están a la derecha." Un cúmulo de signos del género del otro baño exigirá
irremediablemente el abandono del espacio mono-género so pena de sanción verbal o física. En último término, siempre es posible alertar a la autoridad pública (a menudo una representación masculina del gobierno estatal) para desalojar el cuerpo tránsfugo (poco importa que se trate de un hombre o de una mujer masculina). Si, superando este examen del género, logramos acceder a una de las cabinas, nos encontraremos entonces en una habitación de 1x1,50 m2 que intenta reproducir en miniatura la privacidad de un váter doméstico. La feminidad se produce precisamente por la sustracción de toda función fisiológica de la mirada pública. Sin embargo, la cabina proporciona una privacidad únicamente
visual. Es así como la domesticidad extiende sus tentáculos y penetra el espacio
público. Como hace notar Judith Halberstam "el baño es una representación, o una parodia, del orden doméstico fuera de la casa, en el mundo exterior" (3). Cada cuerpo encerrado en una cápsula evacuatoria de paredes opacas que lo protegen de mostrar su cuerpo en desnudez, de exponer a la vista pública la forma y el color de sus deyecciones, comparte sin embargo el sonido de los chorros de lluvia dorada y el olor de las mierdas que se deslizan en los sanitarios contiguos. Libre. Ocupado. Una vez cerrada la puerta, un inodoro blanco de entre 40 y 50 centímetros de alto, como si se tratara de un taburete de cerámica perforado que conecta nuestro cuerpo defecante a una invisible cloaca universal (en la que se mezclan los desechos de señoras y caballeros), nos invita a sentarnos tanto para cagar como para mear. El váter femenino reúne así dos funciones diferenciadas tanto por su consistencia (sólido/líquido), como por su punto anatómico de evacuación (conducto urinario/ano), bajo una misma postura y un mismo gesto: femenino=sentado. Al salir de la cabina reservada a la excreción, el espejo, reverberación del ojo público, invita al retoque de la imagen femenina bajo la mirada reguladora de otras mujeres. Crucemos el pasillo y vayamos ahora al baño de caballeros. Clavados a la pared, a una altura de entre 80 y 90 centímetros del suelo, uno o varios urinarios se agrupan en un espacio, a menudo destinado igualmente a los lavabos, accesible a la mirada pública. Dentro de este espacio, una pieza cerrada, separada categóricamente de la mirada pública por una puerta con cerrojo, da acceso a un inodoro semejante al que amuebla los baños de señoras. A partir de principios del siglo XX, la única ley arquitectónica común a toda construcción de baños de caballeros es esta separación de funciones: mear-de pie-urinario/cagar-sentado-inodoro. Dicho de otro modo, la producción eficaz de la masculinidad heterosexual depende de la separación imperativa de genitalidad y analidad. Podríamos pensar que la arquitectura construye barreras cuasi naturales respondiendo a una diferencia esencial de funciones entre hombres y mujeres. En realidad, la arquitectura funciona como una verdadera prótesis de género que produce y fija las diferencias entre tales funciones biológicas. El urinario, como una protuberancia arquitectónica que crece desde la pared y se ajusta al cuerpo, actúa como una prótesis de la masculinidad facilitando la postura vertical para mear sin recibir salpicaduras. Mear de pie públicamente es una de las performances constitutivas de la masculinidad heterosexual moderna. De este modo, el discreto urinario no es tanto un instrumento de higiene como una tecnología de género que participa a la producción de la masculinidad en el espacio público. Por ello, los urinarios no están enclaustrados en cabinas opacas, sino en espacios abiertos a la mirada colectiva, puesto que mear-de-pie-entre-tíos es una actividad cultural que genera vínculos de sociabilidad compartidos por todos aquellos, que al hacerlo públicamente, son reconocidos como hombres. Dos lógicas opuestas dominan los baños de señoras y caballeros. Mientras el baño de señoras es la reproducción de un espacio doméstico en medio del espacio público, los baños de caballeros son un pliegue del espacio público en el que se intensifican las leyes de visibilidad y posición erecta que tradicionalmente definían el espacio público como espacio de masculinidad. Mientras el baño de señoras opera como un mini-panópticon en el que las mujeres vigilan colectivamente su grado de feminidad heterosexual en el que todo avance sexual resulta una agresión masculina, el baño de caballeros aparece como un terreno propicio para la experimentación sexual. En nuestro paisaje urbano, el baño de caballeros, resto cuasi-arqueológico de una época de masculinismo mítico en el que el espacio público era privilegio de los hombres, resulta ser, junto con los clubes automovilísticos, deportivos o de caza, y ciertos burdeles, uno de los reductos públicos en el que los hombres pueden librarse a juegos de complicidad sexual bajo la apariencia de rituales de masculinidad.
Pero precisamente porque los baños son escenarios normativos de producción de la masculinidad, pueden funcionar también como un teatro de ansiedad heterosexual. En este contexto, la división espacial de funciones genitales y anales protege contra una posible tentación homosexual, o más bien la condena al ámbito de la privacidad. A diferencia del urinario, en los baños de caballeros, el inodoro, símbolo de feminidad abjecta/sentada, preserva los momentos de defecación de sólidos (momentos de apertura anal) de la mirada pública. Como sugiere Lee Edelman (4), el ano masculino, orificio potencialmente abierto a la penetración, debe abrirse solamente en espacios cerrados y protegidos de la mirada de otros hombres, porque de otro modo podría suscitar una invitación homosexual.
No vamos a los baños a evacuar sino a hacer nuestras necesidades de género. No vamos a mear sino a reafirmar los códigos de la masculinidad y la feminidad en el espacio público. Por eso, escapar al régimen de género de los baños públicos es desafiar la segregación sexual que la moderna arquitectura urinaria nos impone desde hace al menos dos siglos,: público/privado, visible/invisible, decente/obsceno, hombre/mujer, pene/vagina, de-pie/sentado, ocupado/libre…Una arquitectura que fabrica los géneros mientras, bajo pretexto de higiene pública, dice ocuparse simplemente de la gestión de nuestras basuras orgánicas. BASURA>GÉNERO. Infalible economía productiva que transforma la basura en género. No nos engañemos: en la máquina capital-heterosexual no se desperdicia nada. Al contrario, cada momento de expulsión de un desecho orgánico sirve como ocasión para reproducir el género. Las inofensivas máquinas que comen nuestra mierda son en realidad normativas prótesis de género.

(1). Utilizo aquí la expresión de Teresa De Lauretis para
definir el conjunto de instituciones y técnicas, desde el cine
hasta el derecho pasando por los baños públicos, que
producen la verdad de la masculinidad y la feminidad.
Ver: Teresa De Lauretis, Technologies of Gender,
Bloomington, Indiana University Press, 1989.

(2).Ver: Dominique Laporte, Histoire de la Merde,
Christian Bourgois Éditeur, Paris, 1978; y Alain Corbin, Le
Miasme et la Jonquille, Flammarion, Paris, 1982.

(3). Judith Halberstam, "Techno-homo: on bathrooms,
butches, and sex with furniture," in Jenifer Terry and
Melodie Calvert Eds., Processed Lives. Gender and
Technology in the Everyday Life, Routledge, London and
New York, 1997, p.185.

(4). Ver: Lee Edelman, "Men's Room" en Joel Sanders, Ed.
Stud. Architectures of Masculinity, New York, Princeton
Architectural Press, 1996, pp.152-161.

Un programa para la Democracia Contemporánea: Sexo, Droga y Rock and Roll

Un programa para la Democracia Contemporánea: Sexo, Droga y Rock and Roll

Democraica -  Sexo Droga Rnr

Puede sonar divertido, pero aún así no es un chiste. Aquí queremos hacer una propuesta tanto política como teórica en torno a ciertas cuestiones que la democracia debería sustanciar. Esta es una propuesta particularista que no busca establecer valores democraticos universales sino buscar el lugar y espacio de la diferencia en un regimen político de los iguales. Este programa propuesta particularista busca articular demandas particulares de manera transversal con otras reivindicaciones y luchas políticas, manteniendo en este proceso la singularidad de cada demanda. Esto significa pensar demandas colectivas en las que las demandas particulares no pierden su singularidad en la articulación con las demás demandas. 

Religión y Adoctrinamiento

Haciendo juzgar a Dios, juzgan ellos mismos; glorificando a Dios se glorifican ellos mismos; exigiendo la virtud de que ellos mismos son capaces- es decir, la virtud de que tienen necesidad para conservar la dominación-, se dan grandes aires de luchar por la virtud, de combatir por el predominio de la virtud. “Nosotros vivimos, nosotros morimos, nosotros nos sacrificamos por el bien” (esto es, por la verdad, por la luz, por el reino de Dios); en realidad, hacen lo que no pueden menos de hacer. Mientras que, a modo de hipócritas, se muestran humildes, se ocultan en los rincones, viven como sombras en la sombra, hacen de esto un deber: su vida de humildad aparece como un deber, y como deber es una prueba más de piedad hacia Dios... ¡Ah, qué humilde, casto, misericordioso modo de impostura!
¡La virtud misma es confiscada por esa gentecilla; ellos saben cuál es la importancia de la moral! La realidad es que aquí la más consciente presunción de elegidos desempeña el papel de modestia; desde entonces se han formado dos partidos: el partido de la verdad, o sea ellos mismos, la comunidad, los buenos y los justos, y, de otra parte, el resto del mundo... Éste fue el más funesto delirio de grandezas que hasta ahora existió en la tierra: pequeños abortos de hipócritas y mentirosos comenzaron a reivindicar para sí los conceptos de Dios, verdad, luz, espíritu, amor, sabiduría, vida, casi como sinónimos de ellos mismos, para establecer así un límite entre ellos y el mundo; pequeños superlativos de hebreos, maduros para toda clase de manicomio, hicieron girar en torno a ellos mismos todo valor, como si precisamente el cristiano fuese el sentido, la sal, la medida y también el último tribunal de todo lo demás..

El Anticristo, F. Nietzsche


Resist


Resistencia a la autoridad. Insurrección y desobediencia.

domingo, 27 de junio de 2010

Poema Mundialista por Leonor Silvestri

Poema Mundialista 


Que lindo seria que como en un cuento de ciencia ficcion todas las personas frente a la tele que gritan histericamente gol de repente se esfumaran en el eter.

con cada grito histerico de la multitud no puedo dejar de recordar en esta tarde gris una chica o chico torturado en la esma en el 78

podrian lxs gritagoles actuales haber escuchar el desgarro de la carne que se abre bajo la tortura y el dolor de ser forzada a la sumicion y a la delacion de las personas mas intimas durante ese mundial? ... Ver más

mundial de nieve, ya nos lo dijo wilhem reich, las masas desearon a hitler. y hasta lxs amigxs mas intimos me dicen que yo me tomo muy enserio y que conmigo no se pueden relajar.

me voy al desierto donde me espera nietzsche, uno que se lee desde la etica mas ferrea y la acechanza a mi propio "yo" y me voy sin poder reirme ni despreciar, como otrx afin super intimo me conmina a hacer.

martes, 20 de abril de 2010

MMA: Luciano Correa Vs. Esteban "Houdini" Bonaveri

Warriors en la ciudad fue uno de los encuentros importantes en las artes marciales mixtas, vale todo, o mma (en su sigla en inglés) en Argentina. Este evento se realizó en el micro estadio de ciudad universitaria el sábado 10 de abril.
La pelea principal de la noche fue el combate entre Luciano Correa Vs. Esteban "Houdini" Bonaveri. Bonaveri se llevó al triunfo porque Correa no pudo salir al tercer round.
Aquí pueden ver el video de la pelea.

Round 1.



Round 2.

Mujeres con Armas




Paz es nuestra profesión: Tall Man Five, el documental del Comando aereo estratégico

Tall Man Five es una película de propaganda política de la década del 60 que aborda desde una perspectiva didáctica la existencia y función del SAC Strategic Air Comand (Comando aereo estratégico). Esta película busca poner en términos sencillos una cuestión tan compleja como un comando que coordina a nivel gobal posibles guerras nucleares con otras superpotencias.
Partiendo del principio de un sistema internacional regido por la disuasión nuclear; las armas, como los misiles intercontinentales y los superbombarderos como el B-58 hustler, y percanses de la vida cotidiana, son presentados de formas muy simples.
En conclusión este instructivo video explica la necesidad de desarrollar un complejo sistema de agresión militar a nivel global para disuadir a cualquier superpotencia de querer imponer una dictadura a nivel global.



Parte 2



Parte 3



Pareciera mejor imponer violentamente democracias.

jueves, 15 de abril de 2010

Amanita Muscaria

Amanita muscaria es un hongo micorrizógeno muy común, también denominado atrapamoscas. El epíteto muscaria, proviene del latin musca, mosca, que hace referencia a la interacción que se produce entre este hongo y los insectos, paraliza temporalmente a los insectos que entran en contacto con la seta.
Es la seta que aparece habitualmente, dibujada en libros infantiles. Según la fantasía popular, este hongo aparece ligado a los gnomos. Algunos autores sostienen que tal asociación se debe a la visión deformada del hongo causada por el enteógeno tras su ingestión; la muscarina, entre muchas de sus acciones sobre el sistema neurológico, causa la apreciación deformada de formas y distancias. El compuesto venenoso se llama muscarina y el compuesto enteógeno o psicoactivo se llama ácido iboténico y si el hongo se deja secar se convierte en muscimol.
Así, la seta, primer objeto visto al sufrir tales efectos, se acaba asemejando a un hombrecillo; el sombrero rojo con topos blancos se alarga formando el característico cono que usan los gnomos en la cabeza, y el pie blanco se transforma ante la visión de los humanos en la imponente larga barba blanca.
Esto, junto con la percepción de chispas luminosas en nuestra visión (fosfenos) por la interpretación alterada de los estímulos recibidos en el nervio óptico, ha hecho que la tradición popular caracterizara a los gnomos como veloces y esquivos.

Resistencia y Mierda

lunes, 12 de abril de 2010

La caída de BJ Penn

Revelación: Frankie Edgar se erigió como nuevo campeón de la categoría de peso liviano de UFC al vencer al prodigio BJ Penn. Edgar, quien ni estaba ranqueado como uno de los diez mejores luchadores de la categoría desgastó a Penn en lucha de cinco rounds.
Una duelo que se desarrolló como una pelea de boxeo en la que Penn no logró destacarse por sobre Edgar. Una pelea con un rítmo muy estable a lo largo de los cinco rounds. Edgar muy ágil logró dictar ritmo en los intercambios. El nuevo campeón se movió mucho abrumando a BJ. 
Frankie Edgar logró derribar dos veces a BJ Penn sorprendiendo a todos y demostrando su donimio durante el combate.
BJ Penn utilizó la misma estrategia que en su pelea anterior contra Diego Sanchez, de boxear a su rival con tranquilidad hasta desgastarlo. Pero Edgar demostró más Versatilidad y por sobre todo velocidad y capacidad evaciva que ese luchador.
En definitiva Frankie Edgar es el nuevo campeón de la categoría de peso liviano de la UFC.
BJ Penn ha aprendido una amarga lección. Encaró esta pelea con ligereza  cuando su rival ameritaba mayor explosión y trabajo de suelo. Aún así BJ sigue siendo un campeón.

Arte, Resistencia e Intervenciones urbanas

Este es un muy buen ejemplo de un gesto crítico y de resistencia por medio del acto estético. Esta intervención artística consta de salpicar con pintura una pared con un texto en stencil que desafiante dice: "Vamos, píntame de nuevo". La pared es vuelta a pintad de blanco. Sobre esta pared se aplica otro stencil que dice: "Aburrido".

Resistencia

La presencia del cuerpo como estrategia de resistencia.

Infancia