miércoles, 4 de septiembre de 2013

Street Art - Arte Urbano

El street art, arte callejero o arte urbano, rescato varios gestos, desde los muralistas mexicanos, hasta el movimiento suerrealista y el hiper-realismo.

Con técnicas mixtas de stencil, aerosol, pericia, destreza y el oficio del pintor y del andamio, estos artistas anónimos embellecen el espacio público.









domingo, 1 de septiembre de 2013

La ciudad amurallada de kowloon: La ciudad de la anarquía


La ciudad amurallada de kowloon es lo que se llama una anomalía urbana. El enmarañado conglomerado humano que se construyó como un hormiguero sobre las bases de una antigua ciudad amurallada en la península de Kowloon próxima a Hong Kong. A mediados del siglo XIX la antigua ciudad amurallada fué convertido por Gran Bretaña en un fuerte para custodiar su énclave del ataque de piratas. El fuerte se mantuvo como guarnición militar hasta 1945 cuando los japoneses que lo habían ocupado durante la guerra se retiraron de China y Hong Kong. El fuerte que ya no tenía murallas fué ocupado inmediatamente por desplazados y todo tipo de sujetos convirtiéndolo en un reducto para realizar actividades ilegales. Después de algunos intentos violentos de desalojar el lugar se lo comenzó a aceptar como un centro de actividad comercial, en especial actividades ilícitas como venta y tráfico de opio y otras drogas como prostitución. Durante este período la mafia se apoderó del lugar estableciendo allí base para desarrollar sus actividades. Esto volvió a hacer que Kowloom se volviera a convertir impenetrable, al menos para la autoridades como el gobierno y la policía. Durante los años 70 kowloon comenzó a experimentar un importante crecimiento de las edificaciones que se apilaban en bloques ocupando todo el espacio de la superficie del lugar. Kowloon comenzó a convertirse en una verdadera ciudad con más de 30.000 habitantes en 1980, autónoma y anáquica en su administración de los procesos necesarios para mantener la vida. La ciudad amurallada de kowloon no tenía calles sino pequeños pasadisos laberínticos que se extienden por todos los niveles del complejo. No todas las unidades cuentan con agua corriente y hay humedad en todos lados, incluso se puede ver correr agua por canaletas por los pasillos internos. Ver fotos de la vida dentro de Kowloon. Las instalaciones eléctricas eran ilegales y cuando las cortaban las volvían a instalar. La ciudad de Kowloon contaba con fábricas de alimento, fábricas de productos de imitación, comercios de todos los rubros y consultorios de dentistas, guarderías infantiles y viviendas. La mayoría de los cubículos eran de entre 10 o 20 mts2 en los que vivía una famillia. En 1990 los habitantes de Kowdoon ascendia a 50.000 personas. El complejo estaba edificado en una superficie de dos hectáreas, lo que lo hacían uno de los lugares más densamente poblados del mundo con 1.900.000 habitantes por kilómetro cuadrado. La expansión urbana de Hong Kong y el desarrollo inmobiliario cearon las condiciones para tomar la desición política de demoler el lugar. En 1991 comienza un proceso de desalojo que se extendería hasta 1993 con la finalidad de demoler el complejo. Los habitantes fueron indemnizados y una ves vacío el complejo fue demolido y convertido en el parque Kowloon.
En algún sentido podemos pensar en Koloon como un fenómeno similar al de las villas miserias y las favelas que existen América Latina.
El destino de Kowloon fue desaparecer en un nuevo paisaje urbano que embellece los desarrollos inmobiliarios a su alrededor. La expansión de una ciudad con una economía pujante terminó deborando la ciudad de Kowloon y su forma de vida tan singular como los espacios construidos en reducido espacio de tierra.

Un documental alemán muestra la vida dentro de kowloon. El documental está en alemán con subtítulos en inglés y se puede encontrar en 4 videos en youtube.

La ciudad amurallada parte 1

 

kowloon La ciudad amurallada parte 2


kowloon La ciudad amurallada parte 3


kowloon La ciudad amurallada parte 4

lunes, 26 de agosto de 2013

Presentación MEMORIA Y AUTOBIOGRAFÍA Exploraciones en los límites de Leonor Arfuch

Portada de Memoria y autobiografía

MEMORIA Y AUTOBIOGRAFÍA

Exploraciones en los límites


PRESENTACIÓN MIÉRCOLES 4 DE SEPTIEMBRE
19.00 HS.
 
Participan
Sara Cohen
Alejandro Kaufman
y la autora
 

Librería Eterna Cadencia
Honduras 5574, C.A.B.A.
Tel:4774-4100

La creciente inmersión en la propia subjetividad es un signo de la época. Sin embargo, cuando esa expresión subjetiva se articula, de modo elíptico o declarado, al horizonte problemático de lo colectivo, adquiere connotaciones diferentes y despierta ecos que vale la pena interrogar. Memoria y autobiografía se propone justamente esa tarea: tratar de responder –en la doble acepción de respuesta y responsabilidad– a preguntas que surgen en torno de distintas narrativas del pasado reciente. Narrativas que, en la diversidad de sus registros –escrituras, filmes, debates, obras de arte visuales– muestran, con una insistencia sintomática, la huella perentoria de un pasado abierto como una herida.
¿Cómo se enlazan en ellas lo biográfico y lo memorial? ¿Qué formas adopta allí lo auto/biográfico? ¿De qué manera el relato configura la experiencia? ¿Cuál es el límite entre testimonio y ficción? Estos interrogantes guían una exploración donde dialogan formas no convencionales del testimonio, la auto/biografía y los relatos de vida con autoficciones literarias y ciertas prácticas de las artes visuales comprometidas con el conflictivo mundo actual. Leonor Arfuch despliega aquí una perspectiva de análisis innovadora, con particular sensibilidad a la escucha y la mirada, a la dimensión afectiva que inviste la experiencia –objetos, fotografías, lugares, moradas, recorridos– más allá de los hechos históricos que inquietan la memoria.
Este libro se propone entonces superar los límites prefijados, tanto de los géneros discursivos como de campos del saber, y en esa exploración de zonas fronterizas –que incluye asimismo la frontera física– está también la de una escritura teórica que linda con lo poético.
Colección: Sociología
ISBN: 9789505579686
Formato: 14 x 21 cm., 168 pp.
Primera edición: 2013
Última edición: 2013

Lea un fragmento

 
Prólogo (93 kb)
Suscríbase para recibir información en novedades de: 
Estudios culturales, Lengua / Teoría literaria, Sociología

martes, 6 de agosto de 2013

El retorno de Tito Ortiz en Bellator


Sin duda una pelea sorprendente en la liga menos esperada. Tito Ortiz contra Jampage Jackson en Bellator. Será una pelea fuera del torneo habitual. Dos veteranos con títulos en ligas como Pride y UFC, ya retirados de la lucha que han enfocado sus carreras en el cine y entretenimiento vuelven a la jaula en un combate sin precedente. El 2 de noviembre se enfrentarán dos de los más grandes luchadores de la era dorada de las mma.
Por un lado la pelea ha recibido muchas críticas dado la edad y el tiempo que han estado estos luchadores fuera del circuito profesional. La última pelea de Tito Ortiz fue contra Forrest Griffin en el 2012. Rampage Jackson se mantiene activo en la liga UFC aunque viene en una racha de tres derrotas.
Mientras algunos fanáticos han manifestado sus dudas sobre la pelea, Tito y Rampage aseguran que será un espectáculo digno de ver.
Rampage y Tito prometen devolverle la emoción al deporte demostrando toda la experiencia que han adquirido en las artes marciales mixtas. 
Es cierto que no hemos visto a estos dos luchadores en su mejor estado últimamente. Sin embargo en este momento donde se ha equilibrado tanto -debido a la profecionalización del deporte- tal vez estos exponentes de la vieja escuela puedan devolverle la magia al deporte.

El Jiu-Jitsu como categoría filosófica

El Jiu-Jitsu como categoría filosófica hace referencia a las estrategias de resistencias como alegoría de la política como una lucha o enfrentamiento entre contrincantes con fuerzas desparejas.
Esta categoría busca articular el pensamiento de Maquiavelo y Carl Schmitt en una teoría que posibilite prácticas de resistencia exitosas en situaciones de desventajas.

Este texto aborda el jiu-jitsu junto a otros conceptos como el pliegue estratégico y la bio-lencia como parte de una propuesta integral.

A continuación extracto:

Jiu-Jitsu 
Cuerpo, Saber y Soberanía 

Aquí además de anudar en el cuerpo -registro de lo real- esta propuesta identitaria, planteamosel saber como una capacidad de realizar cosas con el mismo. Esta capacidad de realizar cosas 13con el cuerpo, tener dominio sobre algo, implica soberanía. Aquí buscamos mirar la soberaníano como lo que desciende en forma universal abstracta, sino lo que brota en cada situación enla que se ejerce el dominio sobre algo.El Jiu-Jitsu, arte marcial japonés, es una alegoría que hace referencia al cuerpo, el saber, lasoberanía y el colonialismo.Empecemos por este último punto. El Jiu-Jitsu aunque originario de Japón llega a nosotros, -nuestro conocimiento, tanto de su existencia como de su saber (hacer)- a través de la variantebrasilera. Lo que se llama Jiu-Jitsu brasilero. Podríamos decir que en la transmisión de estesaber se realizó una transformación. Este saber hacer, este dispositivo, esta tecnologíaimperial, es incorporado desde una lógica colonial. En este sentido el Jiu-Jitsu brasileroencarna una forma de resistencia de soberanía del cuerpo.El principio del Jiu-Jitsu brasilero es someter a un contrincante más fuerte. Realizar undespliegue estratégico que sorprenda y confunda al contrincante, aprovechar la oportunidadpara obtener una posición dominante y después aplicar toda la fuerza del cuerpo sobre unpunto, una articulación, en un sentido o dirección específica y someterlo.Esto implica fuerza, saber (dispositivo, técnica) y determinación. Lo que da como resultado:soberanía.Por otro lado nos permite enlazar, como en un nudo, los registros que operan en los procesosidentitarios -real, simbólico e imaginario- de los aspectos subjetivos mencionados en el primer punto con un soporte real, que funciona como semblante en esos procesos. Además brinda unenfoque cognitivo que no solo forma la experiencia, sino que además brinda material semánticopara un discurso de la resistencia, el cuerpo y la soberanía.Desde el sentido de la experiencia, el dominio sobre el cuerpo que brinda este saber asimismotiene un efecto sobre la subjetividad, al contar con este saber, disciplina, capacidad de generar soberanía sobre el cuerpo. Aquí buscamos incluir un supuesto sobre que el cuerpo en sí piensa, en tanto que puede ser operado, intervenido para reaccionar, funcionar de determinadas maneras, incluso cuando nose está consciente.Esta noción de Jiu-Jitsu propone tres cuestiones. La primera, el principio de bio-lencia comoexigencia del despliegue de algún tipo de fuerza para la preservación de la vida. La segunda,una lógica localizada de resistencia al colonialismo como tecnología del cuerpo. La tercera, lalógica del enfrentamiento como momento de lo político y establecimiento de la soberanía.La primer cuestión sobre la vida y la necesidad del despliegue de fuerza para su preservación,cuando tratamos la bio-lencia señalamos que la ausencia total de fuerza, la entrega absoluta,conduce a la extinción. Ubicamos a la pulsión de muerte como motor impulsor de lasproyecciones de sadismo que nos brindarán nuestras primeras identificaciones.En este sentido, la propuesta tanto de la bio-lencia como del Jiu-Jitsu, ven en la pulsión demuerte más que un impulso destructor, una fuerza que puede ser capturada y utilizarla en favor de la vida, para el establecimiento de soberanía y la resistencia. El elemento colonial, la lógica de resistencia a un poder impuesto, reside en que el Jiu-Jitsu noes una lucha de ataque sino de defensa. Es una técnica de lucha pensada para enfrentar ysometer a un oponente más fuerte.Como mencionamos anteriormente, la lógica del Jiu-Jitsu, presenta algunos elementos de laestrategia del partisano, en términos de llevar la lucha al propio territorio que uno domina, másque realizar enfrentamientos abiertos.El enfrentamiento de Jiu-Jitsu es como un pliegue estratégico que requiere una tácticaestratificada, que permita conducir al oponente, casi sin que este lo note, como en unaemboscada, hacia una posición donde sin importar la fuerza de este, se lo puede someter ejerciendo una fuerza concentrada sobre un punto de una manera determinada.Como el juego de la zorra en Maquiavelo, el Jiu-Jitsu se trata de astucia más que de fuerza. Enesta medida, Jiu-Jitsu tiene mucho para enseñarnos en el cuerpo sobre política y soberanía, enespecial en una situación de resistencia.Jiu- Jitsu significa “arte gentil”. Esto significa someter gentilmente a tu oponente. Utilizar la astucia para hacer entrar en el juego de uno, su propio territorio, al adversario. Utilizar la fuerzanecesaria para someter al adversario y establecer sin lugar a dudas, una soberanía.La lógica colonial, de resistencia, es el principio de esta tecnología.El poderoso no necesita ser gentil para imponer su poder. Por el contrario, no es sutil sinoostentoso y en vez de concentrar toda su fuerza sobre un punto lo distribuye en varios puntos alo largo de una superficie.La lógica del Jiu-Jitsu como dispositivo, tecnología, nos puede brindar muchas nociones(especialmente cognitivas) sobre la resistencia, la lucha, la posición, la transición, la maniobra,y la sumisión, la victoria y la soberanía, así como de la derrota también.El tercer punto de este planteo proponía la alegoría política del Jiu-Jitsu en tantoenfrentamiento que pone en juego soberanía.Todo el desarrollo del pliegue estratégico y la bio-lencia en tanto fuerza vital para mantener lavida intenta sellarse aquí, en este enfrentamiento por el establecimiento de la soberanía, elmomento político por excelencia.La propuesta identiraria estrategica estratificada se resume en que hay un momento necesariodel en enfrentamiento.El enfrentamiento, el momento específicamente político, para el caso de una resistencia, enespecial de otra más fuerte, requiere proceder con la lógica del Jiu-Jitsu. Una estrategia quebusca llevar al contrincante al propio terreno, engañarlo en una emboscado, y concentrar mucha fuerza sobre un punto hasta someterlo.Lo que hace tan ilustrativo el Jiu-Jitsu como lógica política es la presencia de la fuerza comoelemento necesario e interviniente. En este sentido, fuera de cualquier analítica de la política, elJiu-Jitsu destaca el elemento de fuerza, de enfrentamiento que se pone en juego en la disputapolítica.La disputa que propusimos era en una situación de resistencia, de acuerdo a una lógica comola del Jiu-Jitsu, defensiva, y generadora de soberanía.En este sentido es que proponemos el Jiu-Jitsu como una lógica tanto como dispositivo de unaresistencia política. Por su dominio y soberanía del cuerpo que brinda. Por ser un saber entanto capacidad de realizar cosas. Y por encerrar la lógica de la política, involucrando el cuerpo, la fuerza y la soberanía, es que el Jiu-Jitsu brinda una contribución para pensar estosproblemas

Texto Completo

martes, 29 de enero de 2013

Metales Pesados

Este es un caso real de un estudiante secundario argentino. En un exámen de química de la escuela un pregunta pedía que mencione los metales pesados y sus símbolos.
El alumno respondió poniendo el nombre de las principales bandas de Metal -Metallica, Megadeth, Slayer y Anthrax- y dibujando sus logos.
Este chico está aprobado!

Perspectiva

El punto de vista compone la imagen dándole una perspectiva singular

lunes, 17 de diciembre de 2012


Universidad Nacional de Mar del Plata
Facultad de Humanidades

Segundas Jornadas “Gilles Deleuze”

Resonancias del pensamiento
Arte, Ciencia y Filosofía

Mar del Plata, 3, 4 y 5 de Octubre 2013


El Grupo de Investigación Escritura y Productividad invita a las Segundas Jornadas Gilles Deleuze, que se desarrollarán conjuntamente con al Segundo Congreso Internacional Destellos. Las propuestas de exposiciones individuales y colectivas deberán vincularse al pensamiento deleuziano bajo los presentes ejes temáticos:

  • Estética, Arte y Multimedia
  • Epistemología, Ciencia y Tecnología
  • Filosofía e imágenes del pensamiento
  • Política, Sociedad de Control y Minoridades
  • Psicología, Ezquizoanálisis y Educación
  • Deleuze y la Música

Las temáticas propuestas podrán exponerse desde las siguientes actividades científicas:

  • Ponencias Individuales o Grupales.
  • Conferencias y Mesas Redondas.
  • Exposiciones de Proyectos de Investigación.
  • Presentación de Libros, Cd’s, Conciertos, Producciones Artísticas.

No se aceptarán trabajos sin relación temática con los ejes de las Jornadas.
Se publicarán las actas de las jornadas en formato de libro digital con ISBN.

Plazos de Presentación
Resúmenes: hasta el 14 de junio de 2013
Trabajos Completos: hasta el 2 de agosto de 2013

Condiciones de presentación
El envío de resúmens y trabajos se realizará por correo electrónico, junto a la ficha de inscripción, agdeleuzemdp@hotmail.com, los cuales serán sometidos a referato.

Resúmenes
Hasta 200 palabras, fuente Times New Roman tamaño 12, indicando título de la contribución, autores, pertenencia institucional, eje correspondiente y dirección de e-mail.

Trabajos Completos
Hasta 8 páginas incluidas las notas y la bibliografía, hoja tamaño A4, márgenes predeterminados, interlineado 1.5, fuente Times New Roman tamaño 12. Notas en fuente Times New Roman tamaño 10. 

Mesas Redondas y Conferencias
Descripción del tema general, participantes y resumen.

Aranceles
Asistentes: $50  
Expositores: $150
Estudiantes de grado: Sin costo

 
Organiza:
Grupo de Investigación Escritura y Productividad
Universidad Nacional de Mar del Plata
Fundación Destellos

domingo, 16 de diciembre de 2012

SOD - Live CBGB

La genderaria banda de metal-core "S.O.D" (Storm troopers of death) conformada por Billy Milano (MOD) en voz, Scott Ian (Anthrax) en guitarra, Dan Likier (Nuclear Assault) en bajo y Charlie Benante (Anthrax) en batería.
Este video presenta a la banda tocando en vivo en el legendario CBGB.

viernes, 14 de diciembre de 2012

La Différance

Jacques Derrida "Différance" (Extracto)


La différance es lo que hace, que el movimiento de la significación no sea posible más que si cada elemento llamado «presente», que aparece en la escena de la presencia, se relaciona con otra cosa, guardando en sí la marca [marque] del elemento pasado y dejándose ya hundir por la marca [marque] de su relación con el elemento futuro, no relacionándose la marca [trace] menos con lo que se llama el futuro que con lo que se llama el pasado, y constituyendo lo que se llama el presente por esta misma relación con lo que no es él: no es absolutamente, es decir, ni siquiera un pasado o un futuro como presentes modificados. Es preciso que le separe un intervalo de lo que no es él para que sea él mismo, pero este intervalo que lo constituye en presente debe también a la vez decidir el presente en sí mismo, compartiendo así, con el presente, todo lo que se puede pensar a partir de él, es decir, todo ente, en nuestra lengua metafísica, singularmente la sustancia o el sujeto. Constituyéndose este intervalo, decidiéndose dinámicamente, es lo que podemos llamar espaciamiento, devenir-espacio del tiempo o devenir-tiempo del espacio (temporalización). Y es esta constitución del presente, como síntesis «originaria» e irreductiblemente no-simple, pues, estricto sensu, no-originaria, de marcas [marques], de rastros [traces] de retenciones y de protenciones (para reproducir aquí, analógicamente y de manera provisional, un lenguaje fenomenológico y transcendental que se revelará enseguida inadecuado) que yo propongo llamar archi-escritura [archi-écriture], archirastro [archi-trace] o différance. Esta (es) (a la vez) espaciamiento (y) temporización. Este movimiento (activo) de la (producción de la) différance sin origen, ¿no habríamos podido llamarla simplemente y sin neografismo, diferenciación? Entre otras confusiones, una palabra así hubiera dejado pensar en alguna unidad orgánica, originaria y homogénea, que en un momento dado viene a dividir, a recibir la diferencia como un acontecimiento. Sobre todo, formado sobre el verbo diferenciar, anularía la significación económica del rodeo, de la demora temporalizadora, del «diferir». Una nota, aquí, de paso. La debo a una lectura reciente de un texto que Koyré había consagrado en 1934, en la Revue d'histoire et de philosophie religieuse a Hegel en Jena (reproducida en sus Études d'histoire de la penseé philosophique). Koyré hace ahí largas citas, en alemán, de la Lógica de Jena y propone su traducción. Ahora bien, en dos ocasiones encuentra en el texto de Hegel la expresión differente Beziehung. Esta palabra de raíz latina (different) es rara en alemán y también, creo, en Hegel, que más bien dice verschieden, ungleich, que llama a la diferencia Unterschied, y Verschiedenheit a la variedad cualitativa. En la Lógica de Jena, se sirve de la palabra differente en el momento en que trata precisamente del tiempo y del presente. Antes de llegar a una discusión preciosa de Koyré, he aquí algunas frases de Hegel, tal como las traduce: «El infinito, en esta simplicidad, es, como momento opuesto a lo igual consigo mismo lo negativo, y en sus momentos, mientras que se presenta a (sí mismo) y en sí mismo la totalidad, (es) lo que excluye en general, el punto o el límite, pero en ésta su acción de negar, se relaciona inmediatamente con el otro y se niega a sí mismo. El límite o el momento del presente (der Gegen-wart), el «este» absoluto del tiempo, o el ahora, es de una simplicidad negativa absoluta, que excluye de sí absolutamente toda multiplicidad y, por esto mismo, está absolutamente determinado; es no un todo o un quantum que se extendería en sí (y) que, en sí mismo, también tendría un momento indeterminado, un diverso que, indiferente (gleichgültig) o exterior en el mismo, se relacionaría con otro (auf ein anderer bezöge), pero es ahí una relación absolutamente diferente del simple (sonderns es ist absolut differente Beziehung).» Y Koyré precisa de manera digna de mención en nota: «Relación diferente: diferente Beziehung. Se podría decir: relación diferenciante.» Y en la página siguiente, otro texto de Hegel, donde se puede leer esto: «Diese Beziehung ist Gegenwart, als eine differente Beziehung. (Esta relación es [el] presente como relación diferente).» Otra nota de Koyré: «El término different se toma aquí en un sentido activo.» Escribir difiriente o différance (con una a) podría ya tener la utilidad de hacer posible, sin otra nota o precisión, la traducción de Hegel en este punto particular que también es un punto absolutamente decisivo de su discurso. Y la traducción sería, como siempre debe serlo, transformación de una lengua en otra. Naturalmente, sostengo que la palabra différance puede también servir para otros usos: inicialmente porque señala no sólo la actividad de la diferencia «originaria», sino también el rodeo temporalizador del diferir; sobre todo porque a pesar de relaciones de afinidad muy profunda que la diferancia así escrita mantiene con el discurso hegeliano, tal como debe ser leído, puede en un cierto punto no romper con él, lo que no tiene ningún tipo de sentido ni de oportunidad, sino operar en él una especie de desplazamiento a la vez ínfimo y radical, cuyo espacio trato de indicar en otro lugar pero del que me sería difícil hablar muy deprisa aquí. Las diferencias son, pues, «producidas» -diferidas- por la différance. ¿Pero qué es lo que difiere o quién difiere? En otras palabras, ¿qué es la différance? Con esta pregunta llegamos a otro lugar y otro recurso de la problemática. Que es lo que difiere? ¿Quién difiere? ¿Qué es la différance? Si respondiéramos a estas preguntas antes incluso de interrogarlas como pregunta, antes de darles la vuelta y de sospechar de su forma, hasta en lo que parece en ellas más natural y más necesario, volveríamos ya a caer de este lado de lo que acabamos de despejar. Si aceptáramos, en efecto, la forma de la pregunta, en su sentido y en su sintaxis («qué es lo que», «qué es quien» «quién es el que»...), sería necesario admitir que la différance es derivada, sobrevenida, dominada y gobernada a partir del punto de un ente-presente [étant-présent], pudiendo éste ser cualquier cosa, una forma, un estado, un poder en el mundo, a los que se podrá dar toda clase de nombres, un que, o un ente presente como sujeto, un quien. En este último caso especialmente, se admitiría implícitamente que este ente presente, como ente presente para sí, como consciencia, llegaría en un momento dado a diferir de ella: ya sea a retrasar y a alejar la satisfacción de una «necesidad» o de un «deseo», ya sea a diferir de sí, pero, en ninguno de estos casos, un ente-presente semejante sería «constituido» por esa différance. Ahora bien, si nos referimos una vez más a la diferencia semiológica, ¿qué es lo que Saussure, en particular, nos ha recordado? Que «la lengua [que no consiste, pues, más que en diferencias] no es una función del sujeto hablante». Esto implica que el sujeto (identidad consigo mismo o en su momento, consciencia de la identidad consigo mismo, consciencia de sí) está inscrito en la lengua, es «función» de la lengua, no se hace sujeto hablante más que conformando su habla, incluso en la llamada «creación», incluso en la llamada «transgresión», al sistema de prescripciones de la lengua como sistema de diferencias, o al menos a la ley general de la diferencia, rigiéndose sobre el principio de la lengua del que dice Saussure que es «el lenguaje menos el habla». «La lengua es necesaria para que el habla sea inteligible y produzca todos sus efectos.» Si por hipótesis tenemos por absolutamente rigurosa la oposición del habla a la lengua, la différance será no sólo el juego de las diferencias en la lengua, sino la relación del habla con la lengua, el rodeo también por el cual debo pasar para hablar, la prenda silenciosa que debo dar, y que igualmente vale para la semiología general que rige todas las relaciones del uso y al esquema del mensaje, el código, etc. (He tratado de sugerir en otra parte que esta diferencia en la lengua y en la relación del habla con la lengua impide la disociación esencial que en otro estrato de su discurso quería tradicionalmente señalar Saussure entre el habla y la escritura. La práctica de la lengua o del código que supone un juego de formas, sin sustancia determinada e invariable, que supone también en la práctica de este juego una retención y una protención de las diferencias, un espaciamiento y una temporización, un juego de marcas [traces], es preciso que sea una especie de escritura avant la lettre una archiescritura sin origen presente, sin arkhe. De donde la tachadura regida por la arkhe y la transformación de la semiología general en gramatología, operando ésta un trabajo crítico sobre todo lo que, en la semiología y hasta en su concepto matriz -el signo- retenía presupuestos metafísicos incompatibles con el motivo de la différance.) Podríamos sentirnos tentados por una objeción: ciertamente, el sujeto no se hace «hablante» más que comerciando con el sistema de las diferencias lingüísticas; o incluso el sujeto no se hace significante (en general, por el habla u otro signo) más que inscribiéndose en el sistema de las diferencias. En este sentido, ciertamente, el sujeto hablante o significante no estaría presente para sí en tanto que hablante o significante sin el juego de la diferencia lingüística o semiológica. Pero ¿no se puede concebir una presencia y una presencia para sí del sujeto antes de su habla o su signo, una presencia para sí del sujeto en una consciencia silenciosa e intuitiva? Una pregunta semejante supone, pues, que antes del signo y fuera de él, con la exclusión de todo rastro [trace] y de toda différance es posible algo semejante a la consciencia. Y que, antes incluso de distribuir sus signos en el espacio y en el mundo, la consciencia puede concentrarse ella misma en su presencia. Ahora bien, ¿qué es la consciencia? ¿Qué quiere decir «consciencia»? Lo más a menudo en la forma misma del «querer decir» no se ofrece al pensamiento bajo todas sus modificaciones más que como presencia para sí, percepción de sí misma de la presencia. Y lo que vale de la consciencia vale aquí de la existencia llamada subjetiva en general. De la misma manera que la categoría del sujeto no puede y no ha podido nunca pensarse sin la referencia a la presencia como upokeimenon o como ousia, etc., el sujeto como consciencia nunca ha podido anunciarse de otra manera que como presencia para sí mismo. El privilegio concedido a la consciencia significa, pues, el privilegio concedido al presente; e incluso si se describe, en la profundidad con que lo hace Husserl, la temporalidad transcendental de la consciencia es al «presente viviente» al que se concede el poder de síntesis y de concentración incesante de las marcas.
Ver texto: Derrida en Castellano

martes, 4 de diciembre de 2012

Biopolítica, Populismo y Poscolonialismo: Una mirada periférica

Biopolítica, Populismo y Poscolonialismo: Una mirada periférica

Este texto propone propuestas y desafíos para un campo de los estudios poscoloniales latinoamericanos pero desde una perspectiva localizada en la que los propios sujetos de estas realidades puedan desarrollar saberes/poderes que les sean de utilidad para procurar la vida de las poblaciones en los territorios latinoamericanos.Poscolonialismo Biopolitica Pop Esteves
Un abordaje de la cultura latinoamericana a partir de la historia, la crítica, la literatura y la filosofía.

228 - AK47

Esta chica tiene un lindo tatuaje de una AK 47 con el número 228 en su antebrazo. Esto puede ser una combinación aleatoria de elementos ó puede ser una marca, como una cuenta, en la que se registra la cantidad de enemigos eliminados en combate. 
Foto Tatoo

Rock 'n'Roll

Sexo, droga y rock and roll