martes, 1 de septiembre de 2009

Matar a la industria discográfica


Con la introducción del casette como soporte de almacenamiento y reproducción de albumes musicales se posibilitó replicar estos discos con mucha facilidad. Debido a la proliferación de la replicación de los discos la cámara discográfica británica lanzó una campaña titulada "Home Taping is Killing Music (and is Ilegal!) (Grabar discos esta matando a la música (y es ilegal))".
En 1981 la Banda Dead Kennedys presentó su disco "In God we Trust" en el que se podía leer en su lado B: -Home Taping is Killing Music Industry Profits! We Left this side blank so you can help.
Esto se traduce a algo como "La copia de discos está matando las ganacias de la industria discográfica. Dejamos este lado en blanco para que puedas ayudar". Esto es un acto irónico por el cual nos invitan a usar ese mismo casette para grabar discos y así afectar las ganancias de la industria discográfica. Un pensamiento muy noble, ya que la música no le debe nada a la industria discográfica y en siglo XXI se ha vuelto un obstáculo para hacer llegar la música a la gente.
Los Dead Kennedys siempre tuvieron razón. Hay que matar a la industria discográfica.