martes, 6 de agosto de 2013

El Jiu-Jitsu como categoría filosófica

El Jiu-Jitsu como categoría filosófica hace referencia a las estrategias de resistencias como alegoría de la política como una lucha o enfrentamiento entre contrincantes con fuerzas desparejas.
Esta categoría busca articular el pensamiento de Maquiavelo y Carl Schmitt en una teoría que posibilite prácticas de resistencia exitosas en situaciones de desventajas.

Este texto aborda el jiu-jitsu junto a otros conceptos como el pliegue estratégico y la bio-lencia como parte de una propuesta integral.

A continuación extracto:

Jiu-Jitsu 
Cuerpo, Saber y Soberanía 

Aquí además de anudar en el cuerpo -registro de lo real- esta propuesta identitaria, planteamosel saber como una capacidad de realizar cosas con el mismo. Esta capacidad de realizar cosas 13con el cuerpo, tener dominio sobre algo, implica soberanía. Aquí buscamos mirar la soberaníano como lo que desciende en forma universal abstracta, sino lo que brota en cada situación enla que se ejerce el dominio sobre algo.El Jiu-Jitsu, arte marcial japonés, es una alegoría que hace referencia al cuerpo, el saber, lasoberanía y el colonialismo.Empecemos por este último punto. El Jiu-Jitsu aunque originario de Japón llega a nosotros, -nuestro conocimiento, tanto de su existencia como de su saber (hacer)- a través de la variantebrasilera. Lo que se llama Jiu-Jitsu brasilero. Podríamos decir que en la transmisión de estesaber se realizó una transformación. Este saber hacer, este dispositivo, esta tecnologíaimperial, es incorporado desde una lógica colonial. En este sentido el Jiu-Jitsu brasileroencarna una forma de resistencia de soberanía del cuerpo.El principio del Jiu-Jitsu brasilero es someter a un contrincante más fuerte. Realizar undespliegue estratégico que sorprenda y confunda al contrincante, aprovechar la oportunidadpara obtener una posición dominante y después aplicar toda la fuerza del cuerpo sobre unpunto, una articulación, en un sentido o dirección específica y someterlo.Esto implica fuerza, saber (dispositivo, técnica) y determinación. Lo que da como resultado:soberanía.Por otro lado nos permite enlazar, como en un nudo, los registros que operan en los procesosidentitarios -real, simbólico e imaginario- de los aspectos subjetivos mencionados en el primer punto con un soporte real, que funciona como semblante en esos procesos. Además brinda unenfoque cognitivo que no solo forma la experiencia, sino que además brinda material semánticopara un discurso de la resistencia, el cuerpo y la soberanía.Desde el sentido de la experiencia, el dominio sobre el cuerpo que brinda este saber asimismotiene un efecto sobre la subjetividad, al contar con este saber, disciplina, capacidad de generar soberanía sobre el cuerpo. Aquí buscamos incluir un supuesto sobre que el cuerpo en sí piensa, en tanto que puede ser operado, intervenido para reaccionar, funcionar de determinadas maneras, incluso cuando nose está consciente.Esta noción de Jiu-Jitsu propone tres cuestiones. La primera, el principio de bio-lencia comoexigencia del despliegue de algún tipo de fuerza para la preservación de la vida. La segunda,una lógica localizada de resistencia al colonialismo como tecnología del cuerpo. La tercera, lalógica del enfrentamiento como momento de lo político y establecimiento de la soberanía.La primer cuestión sobre la vida y la necesidad del despliegue de fuerza para su preservación,cuando tratamos la bio-lencia señalamos que la ausencia total de fuerza, la entrega absoluta,conduce a la extinción. Ubicamos a la pulsión de muerte como motor impulsor de lasproyecciones de sadismo que nos brindarán nuestras primeras identificaciones.En este sentido, la propuesta tanto de la bio-lencia como del Jiu-Jitsu, ven en la pulsión demuerte más que un impulso destructor, una fuerza que puede ser capturada y utilizarla en favor de la vida, para el establecimiento de soberanía y la resistencia. El elemento colonial, la lógica de resistencia a un poder impuesto, reside en que el Jiu-Jitsu noes una lucha de ataque sino de defensa. Es una técnica de lucha pensada para enfrentar ysometer a un oponente más fuerte.Como mencionamos anteriormente, la lógica del Jiu-Jitsu, presenta algunos elementos de laestrategia del partisano, en términos de llevar la lucha al propio territorio que uno domina, másque realizar enfrentamientos abiertos.El enfrentamiento de Jiu-Jitsu es como un pliegue estratégico que requiere una tácticaestratificada, que permita conducir al oponente, casi sin que este lo note, como en unaemboscada, hacia una posición donde sin importar la fuerza de este, se lo puede someter ejerciendo una fuerza concentrada sobre un punto de una manera determinada.Como el juego de la zorra en Maquiavelo, el Jiu-Jitsu se trata de astucia más que de fuerza. Enesta medida, Jiu-Jitsu tiene mucho para enseñarnos en el cuerpo sobre política y soberanía, enespecial en una situación de resistencia.Jiu- Jitsu significa “arte gentil”. Esto significa someter gentilmente a tu oponente. Utilizar la astucia para hacer entrar en el juego de uno, su propio territorio, al adversario. Utilizar la fuerzanecesaria para someter al adversario y establecer sin lugar a dudas, una soberanía.La lógica colonial, de resistencia, es el principio de esta tecnología.El poderoso no necesita ser gentil para imponer su poder. Por el contrario, no es sutil sinoostentoso y en vez de concentrar toda su fuerza sobre un punto lo distribuye en varios puntos alo largo de una superficie.La lógica del Jiu-Jitsu como dispositivo, tecnología, nos puede brindar muchas nociones(especialmente cognitivas) sobre la resistencia, la lucha, la posición, la transición, la maniobra,y la sumisión, la victoria y la soberanía, así como de la derrota también.El tercer punto de este planteo proponía la alegoría política del Jiu-Jitsu en tantoenfrentamiento que pone en juego soberanía.Todo el desarrollo del pliegue estratégico y la bio-lencia en tanto fuerza vital para mantener lavida intenta sellarse aquí, en este enfrentamiento por el establecimiento de la soberanía, elmomento político por excelencia.La propuesta identiraria estrategica estratificada se resume en que hay un momento necesariodel en enfrentamiento.El enfrentamiento, el momento específicamente político, para el caso de una resistencia, enespecial de otra más fuerte, requiere proceder con la lógica del Jiu-Jitsu. Una estrategia quebusca llevar al contrincante al propio terreno, engañarlo en una emboscado, y concentrar mucha fuerza sobre un punto hasta someterlo.Lo que hace tan ilustrativo el Jiu-Jitsu como lógica política es la presencia de la fuerza comoelemento necesario e interviniente. En este sentido, fuera de cualquier analítica de la política, elJiu-Jitsu destaca el elemento de fuerza, de enfrentamiento que se pone en juego en la disputapolítica.La disputa que propusimos era en una situación de resistencia, de acuerdo a una lógica comola del Jiu-Jitsu, defensiva, y generadora de soberanía.En este sentido es que proponemos el Jiu-Jitsu como una lógica tanto como dispositivo de unaresistencia política. Por su dominio y soberanía del cuerpo que brinda. Por ser un saber entanto capacidad de realizar cosas. Y por encerrar la lógica de la política, involucrando el cuerpo, la fuerza y la soberanía, es que el Jiu-Jitsu brinda una contribución para pensar estosproblemas

Texto Completo