lunes, 4 de diciembre de 2006

Historias de Vida


Historias de Lecciones de Vida.







20 líneas.



“Este no es un libro [una película, o un cuadro], es un libelo, una calumnia, una difamación. No es un libro en el sentido ordinario de la palabra. No, es un insulto prolongado, un escupitajo a la cara del arte, una patada en el culo a Dios, al hombre, al destino, al tiempo, al amor, a la belleza a los que os parezca.”. Estas palabras de Henry Miller sirven para expresar algo que podemos apreciar en la película de Scorsese. El dilema entre la obra y el artista. El proceso por medio del cuál el artista –o su conflicto interno- se plasma en la tela. La tensión entre la independencia y la necesidad; la tensión entre él y ella, entre él y la tela; entre él y su obra, no logra resolverse, manteniéndonos siempre atraídos y molestos al mismo tiempo. Scorcese logra desplazar la mirada del espectador a través del artista, su obra y su entorno, haciendo uso de una rica paleta de recursos visuales. Existe una fuerte competencia entre medios; la pintura, la cinematografía, la performance; lo que enfatiza el tema de la película; el Arte. Si está interesado en el aspecto íntimo del arte y la creación, lecciones de vida tiene algo para enseñarle. Si las palabras del comienzo le resultaron muy fuertes, alquílese una de Disney.