viernes, 13 de abril de 2012

Una mirada absurda sobre el acontecimiento


Si pensamos un acontecimiento como “una singularidad universal”. Un hecho que implica una posibilidad que está abierta a ser intervenida -aunque su condición necesaria es la nada, el vacío (Sartre)- por practicamente cualquier cosa. La idea de acontecimiento como algo que desborda una situación y se impone en ese espacio vacío de la nada como algo interpretable para un sujeto. Esta foto es un excelente ejemplo -psicodélico (pero aún filosóficamente válida)- del acontecimiento. De este múltiplo abierto de posibilidades que desborda la estructura de la posible con una violencia que permita pasar por alto lo acontecido.